Martes , diciembre 6 2016
Noticias Destacadas
Inicio / Opinión / Monedero en un avispero
Monedero en un avispero
Jorge Sedano, candidato a la alcaldía por Ciudadanos

Monedero en un avispero

Artículo de opinión de Jordi Sedano, edil No Adscrito

Mejor uno de “la casta” conocido y “atado en corto” que un anti-casta con “sobre sorpresa”.  Algunos apenas han rozado la poltrona y la moqueta y tienen un currículo interesante (si es que su currículo no miente, o mejor dicho, si él no miente en su currículo).

Los que claman voz en grito contra el establishment “la casta” exigiendo “transparencia cristalina y tolerancia chanchullera cero”, va y resulta que tendrán que aclarar cuanto antes, algunas actuaciones, difícilmente explicables. Monedero y Tania, la pareja sentimental de Don Pablo, tienen que empezar a dar explicaciones ya. A la carrera. Su gente se lo merece, y el resto de españoles también.

Es cierto, como dicen Monedero, Tania y cía. que “la casta”, es decir P.P., PSOE y la propia  I,U.(a la que los “no-casta” están dinamitando a placer desde dentro) son partidos repletos de estómagos agradecidos, es decir de “sub-casta”. Casta al fin, que diría Don Pablo.  Muy bien hasta aquí. Comparto e incluso entono el mea culpa y  reconozco que yo también he sido “casta”. Bueno más bien “castilla”.¡Ay Don Pablo!, si usted supiera… A mí si que me liquidó la “casta”. Los tiburones de verdad. Ya se sabe, si no cumples el guión, pues te dan un coscorrón.

 Monedero y Tanía tienen su parte de razón, como todo el mundo. Es verdad, ¡cuántos estómagos agradecidos anidan en  los partidos de la casta!. Es verdad. Pero el amigo Monedero, la amiga Tania y la incipiente “casta” que les rodea quizá no han comprendido todavía que tienen delante de ellos un problema morrocotudo. ¡Peaso poblema…! diría Chiquito. Ellos todavía no tienen estómagos agradecidos, no han tenido tiempo. Ellos hoy, lo que sí tienen, es un electorado crítico y exigente. Un polvorín. Dinamita en la cocina de su propia casa. Me refiero, como no, a su  propio “futurible”, que no real electorado. Un electorado a día de hoy “ficticio” porque está basado en encuestas y no en votos contantes y sonantes. Un electorado “prestado”, pues las elecciones, que a nadie se le olvide, se ganan en las urnas y no en los gráficos de colorines de los dominicales. De eso los sociólogos entendemos un poco. No mucho, pero algo.

 Conozco, imagino que cómo todos ustedes, a bastantes personas que simpatizan el entorno de Podemos; y con la que está cayendo, les entiendo perfectamente. Entiendo  la frustración y el desencanto de millones de ciudadanos que hoy canalizan su forma de entender la política a través de las propuestas de Podemos. Quien no entienda esto no entiende nada. Hasta ahí de acuerdo. Pero en Podemos hay de todo: de izquierdas, de centro y menos, pero también, ex-votantes del P.P.  La mayoría, la inmensa mayoría en Podemos son gente con juicio crítico y con ganas de infundir un profundo cambio en las formas y en el fondo de la vida política española. Por tanto, no hay que ser un lince para saber que el votante potencial de Podemos, como es lógico, es plural, muy plural y conscientemente “crítico” por naturaleza y por eso va a exigir explicaciones y responsabilidades constantemente fuera, pero especialmente también dentro de casa. Y las explicaciones “de la casa” tendrán que ser muy convincentes, tremendamente claras y convincentes,  o el “tic-tac, tic-tac, tic-tac…”  del reloj electoral de Don Pablo se puede poner en marcha, pero no como un reloj, sino como “una bomba de relojería” que puede estallar, dentro de su propia casa, si no logra convencer, urgentemente y con meridiana claridad, a su gente, a esos  cientos de miles de aspirantes a votar Podemos, que, hoy por hoy, son sólo demoscópicos.

Son gente con ideales, son cientos de miles de españoles con buena fe los que, creen en lo que les ha vendido Podemos. Los simpatizantes y posibles votantes de Podemos, no sólo necesitan explicaciones, sino que estoy seguro que van a exigirlas. Porque de lo contrario, Podemos, dejaría de ser Podemos para ser lo que ya empieza a ser, a todas luces, “the new casta”. Más de lo mismo.

Acerca de Cope Alcoy

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates