Lunes , diciembre 5 2016
Noticias Destacadas
Inicio / Opinión / El ‘caloret’ y la colleja de Aristóteles
El ‘caloret’ y la colleja de Aristóteles
Jorge Sedano, candidato a la alcaldía por Ciudadanos

El ‘caloret’ y la colleja de Aristóteles

Artículo de opinión de Jorge Sedano, edil No Adscrito en el Ayuntamiento de Alcoy

Pillín. Te he pillaooo. Este artículo no es fallero, que “el caloret” ni está ni se le espera. Esto no va de fallas, sino de fallos. Del fallo estrepitoso de la maltrecha Europa social, es decir, de Grecia como máximo exponente de la heterogeneidad mal entendida, y peor gestionada, del viejo continente.

Si Aristóteles levantara la cabeza le daba una docena de collejas a Papandréu y compañía por su mala cabeza y peor mano, si cabe. Y si viese el video de “el caloret” se volvía a morir del susto. Como dice Xavi Castillo -A ver quien es capaz de imitar algo tan sublime-.

Pero hoy me gustaría poner el acento en algo que, pasadas unas semanas del nuevo Gobierno griego, algunos no “podemos” entender, la nula crítica realizada, desde posiciones políticas afines, al flamante y “Machorro” Gobierno heleno.

¿Se imaginan un ayuntamiento, o una comunidad autónoma en España con una lista monocolor de bigotudos? ¡Impensable! Igual no les votaba ni la familia. Impresentable que en la tierra de Aristóteles no exista una sola ministra. La mitología griega está impregnada del sexo “fuerte”, es decir, de mujeres: Afrodita, Atenea, Helena, Penélope, Antífona, Ariadna … Si, ya sé que en la segunda fila y en el tercer escalón y en el descansillo de la escalera hay mujeres en este Gobierno “machorro” ¡Y qué! ¿No hay en Grecia una sóla mujer capaz de ser una buena ministra? ¡Manda con los del Varón Dando!

Al margen del sexo del Gobierno griego (qué mal me ha quedado eso del sexo y el griego junto… pero lo escrito, escrito está), lo que también está quedando claro es que el Ejecutivo de marras no anda corto en demagogia y fanfarronería. Un notable alto para los chicos. Es cierto, es verdad, Mariano se ha pasado tres pueblos y ocho bancales: nos ha mentido; los recortes, como siempre, han afectado más a los que menos tienen y Bárcenas no es uno de Baracaldo que pasaba por Génova…. Eso es verdad, Pero aquí, se han tomado medidas, muchas injustas y otras necesarias e impopulares, pero se han tomado medidas. Pero en Grecia no pueden seguir jugando al “pobre de mí”, porque San Fermín no tiene la culpa de sus males y los Navarricos el 7 de Julio la lian parda, pero el resto del año son unos currantes natos.

Hay que ayudar al pueblo griego sí o sí. Sin matices. Pero esa ayuda debe ir, obligatoriamente, acompañada de un propósito de enmienda adjunto y por triplicado ¿Ayudar al más débil?. Siempre ¿Cohesionar para que no existan en Europa países de dos o tres velocidades? Siempre ¿Trabajar denodádamente para que la “Europa social” sea mucho más importante que la Merkeliana y gélida “Europa monetaria de la pasta”? Siempre. ¿Apoyar al pueblo griego a salir de esta trágica situación? Si, siempre y con todas nuestras fuerzas. Pero también, “siempre”, exigiendo corresponsabilidad, esfuerzo, sacrificio y prepósito de enmienda al de la levita y al resto.

Los “gintonics” de este fornido Gobierno proplatónico que no sean a cargo de la prestación de un parado o un pobre autónomo español (que estos si que lo han pasado, y lo siguen pasando mal), o a cargo de un albañil alemán que se ha dejado la piel trabajando más que “cascorro”.

La Troika debe de ser seria y firme para que todos cumplamos con nuestros deberes, pero la Troika nunca debe olvidar que el objetivo prioritario de Europa no debe ser “la pasta”, sino la cohesión social: “los ciudadanos”, las personas, usted y yo. Y eso necesita tiempo (como un buen potaje a fuego lento), cariño, solidaridad y ganas de poner a las personas por delante del vil metal. Si la Merkel quiere vendernos Audis y salchichas (qué está muy bien), también debe ser atenta y sensible con los problema de la gente que mora en la cuna (y también la cuneta) de la democracia, porque yo también nací en el Mediterráneo, que cantaba Serrat. No cabreemos a Aristóteles. Hay que dar una oportunidad a los “pecho lobo”. La cohesión social merece el esfuerzo de todos.

Acerca de Cope Alcoy

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates